Procesamiento pagos alquileres:formas de pagar el alquiler

Llega el verano y te quieres ir unos días con tu familia y amigos de vacaciones. Como es sólo una vez al año (normalmente) y eres una persona independiente, decides irte a un apartamento vacacional. Es la parte más mala de las vacaciones, pero si quieres disfrutar tendrás que pagar y tienes que retirar una buena parte para pagar el alquiler de nuestra vivienda.  La vida es así y si quieres disfrutar tendrás que pasar antes por caja. El  procesamiento pagos alquileres vacacionales se puede hacer de distintas maneras, hoy te voy ha hablar de las distintas formas que existen para pagar el alquiler de nuestras vacaciones. Personalmente prefiero ir a un apartamento vacacional que a un hotel, ganas en libertad, no tienes que estar sujeto a un ritmo de comidas diario (comer de 13:00 a 15:00, cenar cuando aún es de día…) y seguramente levantarte antes de lo que deberías para estar de vacaciones.

Como punto negativo, irte de vacaciones a un apartamento vacacional tiene que te tendrás que hacer la cama, la comida y los quehaceres domésticos diarios. Más allá de eso, las dos opciones son válidas y tienen sus adeptos y sus detractores.

Procesamiento pagos alquileres apartamento vacacional

Cada año miles de españolitos nos vamos de vacaciones y debemos hacer frente al alquiler de nuestro apartamento vacacional.  Según distintos estudios, esta opción es la más elegida en escapadas de fin de semana y sobre todo, cuando nos reunimos con amigos/familiares para pasar unos días de asueto.

Formas de pagar nuestro apartamento vacacional

Vamos a pagar nuestro apartamento de vacaciones con un método de mutuo acuerdo con el dueño del apartamento o casa rural. En caso de desacuerdo, va a primar lo especificado en el contrato. Si no existe ninguna cláusula que hable del sistema de pago, habrá que acudir a la Ley de Arrendamientos.

Habrá distintas formas para pagar nuestro apartamento vacacional. Unas van a ser más seguras que otras, deberemos elegir una u otra en función de dónde lo hayamos alquilado, si conocemos al dueño, etc.. Aquí os las explico todas. Si sabes alguna más, puedes ponerlo en los comentarios.

Pagar el alquiler vacacional en efectivo

Podremos pagar el alquiler vacacional en metálico. Bastará con fijar un precio por día, semana o por todo el tiempo que vayamos a ocupar el inmueble y darle la renta en mano.

Probablemente sea la solución más accesible, ya que no se requiere tener relación con ningún banco. Tendréis que citaros con el dueño del apartamento y darle el dinero en mano, habrá que buscar un día que le venga bien (puede estar trabajando o también puede estar de vacaciones). Cuando se haga el pago en efectivo, asegúrate de estar ya dentro del inmueble y tener las llaves ya que si no, pueden hacernos un lío.

En cualquier caso, sería conveniente pedir al arrendador un recibo del pago. La ley obliga al casero a entregarnos uno, salvo si abonamos el alquiler por un medio que de por sí ya lo acredite.

Transferencia bancaria ordinaria

Si lo hemos pactado así, podemos satisfacer la deuda de nuestras vacaciones ordenando una transferencia. La ventaja principal de este método es la comodidad, ya que hoy en día realizar una transferencia apenas lleva unos minutos y podemos emitirla desde donde queramos y cuándo queramos. Con las nuevas tecnologías, las podremos hacer a través de internet o una aplicación móvil. A diferencia del pago en efectivo, no necesitaremos ningún recibo de nuestro casero, ya que la propia transferencia deja un rastro que sirve como justificante.

Pago online

Las nuevas tecnologías también han llegado al sector del alquiler vacacional y ahora han aparecido plataformas que se encargan de mediar entre casero e inquilino para que el pago del alquiler vacacional se realice de forma virtual.

Simplemente tendremos que entrar en esa aplicación o página, elegir nuestra residencia de vacaciones, reservarla y hacer el pago mediante tarjeta bancaria (y en algunos casos Paypal) ¡y listo! Será la propia página la que se ocupe de hacer llegar nuestro dinero al arrendador (al menos su parte excepto las comisiones). Nosotros tendremos nuestro apartamento vacacional reservado para las fechas que hemos pedido.

Seguridad a la hora de alquilar

En algunas ocasiones nos podemos encontrar con diversos problemas que van desde cuestiones relacionadas con la forma del pago del alquiler, a extras no incluidos en el precio o malos usos de la vivienda. A “grosso modo” algunos de los percances que pueden sufrir los inquilinos son estos:

¿Qué vivienda vamos a alquilar?

Es importante pedir fotografías y examinar la fiabilidad del propietario. Lo ideal es poder visitar el inmueble antes o poder contactar con el propietario  de la agencia. También es recomendable buscar opiniones en internet sobre esa propiedad y sus dueños, ya que los usuarios son los que nos vana ofrecer una visión más objetiva. Mira diferentes comparadores y elige el que más te convenza.

Cuidado con las estafas de apartamentos vacacionales

Desconfía de los alquileres de viviendas increíbles a precios super bajos. Si puedes, infórmate del precio medio de la zona, por si puede ser alguna estafa, por si nos quieren inflar el precio. Otro síntoma de sospecha de posible estafa son los propietarios que nunca nos dan un teléfono fijo de su casa, ahí puedes empezar a sospechar, por lo tanto, siempre pide un teléfono móvil y uno fijo.

Pacta un pago de forma segura

Antes te he hablado de las formas de pago que puedes adoptar, por sentido común se sabe que hay unas formas más seguras que otras. En este sentido, siempre será preferible pagar con tarjeta, ya que los bancos pueden revocar la operación unos días después de haberla hecho en caso de descubrirse irregularidades. Nunca y te repito, nunca utilices servicios de envío directo de dinero (como Western Union o Moneygram) ya que son los que pueden hacernos sospechar más de que sea un posible fraude. Si puedes y te ofrecen la opción, paga por Paypal, yo la considero la opción más segura de todas.

También es recomendable comprobar que el titular de la cuenta en la que se ingresa el dinero y el dueño de la propiedad son la misma persona. Aunque en diversas ocasiones pueden ser marido y mujer, hermanos o padre e hijo, pero aún así, si son la misma persona, mejor.

Dar una señal 

Es obligatorio dar un a señal para reservar el alojamiento. Es interesante para asegurarse de que nadie más podrá alquilar esa vivienda en las fechas pactadas. Eso sí, el pago de la seña no debería suponer más de un 20 o 30% sobre el precio total del alquiler. Esa señal que damos, será descontada del total del alquiler.

Aspectos básicos de la vivienda

Para evitar malentendidos es importante detallar cómo se hará la entrega de llaves o  saber quién tiene que limpiar el inmueble, si hay servicio de limpieza, conserje, etc… Toda esta información debe de quedar clara en el contrato de alquiler, donde se verá reflejado estos aspectos como la limpieza, quién se hará cargo de ella, qué es lo que deberán limpiar (si apartamento o casa entera o únicamente zonas comunes). Si no estamos de acuerdo, si no es un contrato estándar, podremos modificarlo, siempre de acuerdo con el dueño del apartamento.

Conclusiones finales procesamiento pagos alquileres

Como conclusiones finales, decir que hay que tener cuidado con las formas de pago de los alquileres vacacionales, elegir un buen método de pago. Si es posible elegir Paypal, mucho mejor, ya que nos va a proteger en caso de que alguna cosa vaya mal.

También mirar que todo esté en orden y, por supuesto, cuidar el apartamento para que nadie nos tenga que reclamar nada. Por lo demás, ¡disfrutad de las vacaciones!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.