¿Es posible mejorar tu salud financiera únicamente utilizando tu smartphone?

De seguro ya has leído muchos artículos que hablan de la manera en la que se ha transformado el vínculo de las personas en estos últimos años gracias al arribo de las nuevas tecnologías y sus constantes innovaciones. En ese sentido, la pandemia de Coronavirus que cambió el curso de la vida de todo el mundo no hizo más que acelerar un proceso de digitalización de nuestros usos y costumbres. El sector financiero, en ese sentido, es uno de los más notorios. En el siguiente artículo te comentaremos cómo puedes mejorar tu salud financiera con solo tu teléfono móvil.

Negar que pasamos gran parte de nuestra jornada conectados a internet o mirando una pantalla ya no tiene demasiado sentido. Las alternativas que manejamos en torno a los avances técnicos han abierto un amplio abanico de posibilidades que antes parecían dignas de escenas futuristas. Pensemos, por caso, lo que ocurre con las universidades y colegios remotos, que ofrecen una educación de primera calidad a distancia. Con el sector de la economía y las finanzas ocurre algo similar, en donde nada es como lo habíamos pensado hace apenas dos o tres décadas. ¿Nuestro smartphone puede hacernos más ricos?

Para comenzar, debemos tener en cuenta que existen diversas maneras de operar e invertir con nuestros teléfonos móviles. El fenómeno de las criptomonedas es quizás uno de los más conocidos en estos tiempos debido a la gran fiebre mundial que se vive en torno a ellas. Cada vez es más frecuente que negocios y personas tengan siempre a mano una calculadora Bitcoin para poder saber cuál es la mejor cotización al instante y tomar las mejores decisiones. Además, herramientas como la billetera Bitcoin permite que sea cada vez más sencillo comenzar a invertir y ahorrar en este instrumento 100% digital.

Por supuesto que la oferta de mercados no se agota únicamente con las criptomonedas, ya que por ejemplo algunos negocios más tradicionales también se han actualizado al clima de la época, abriendo el camino a que las nuevas generaciones se sumen a esos mercados. El caso de las acciones en la Bolsa es un caso paradigmático: lo que antes se observaba en las películas como algo inalcanzable, ahora se encuentra a un puñado de clics de distancia. Otros mercados alternativos, como las Opciones Binarias o el Mercado Forex también viven un gran momento gracias a la inclusión de los millennials en el sector financiero.

Para concluir, existen otras alternativas en las que el teléfono móvil puede ser de gran ayuda aunque no estemos interesados en invertir. El instrumento por excelencia para quienes poseen un perfil más conservador es el de los plazos fijos. A la oferta de las instituciones tradicionales, ahora se le suma una amplia variedad de bancos digitales y de billeteras virtuales que ofrecen rendimientos por simplemente tener dinero en la cuenta, sin necesidad de hacer ninguna otra operación. Por supuesto, las ganancias son menores que en una inversión, pero refuerzan una tendencia: las posibilidades de hacer dinero están al alcance de nuestra mano gracias a las nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.